Como ejercicio de responsabilidad social, 

ÍTACA Espacio Cultural suspende 

sus actividades presenciales: clases, reuniones y toda su programación.

El objetivo es evitar contactos y contagios

y contribuir a que la epidemia de 

coronavirus no se expanda.

Esta medida se mantendrá hasta 

final de marzo, pudiendo prorrogarse 

si así lo aconsejaran 

las autoridades sanitarias.