Nueva Acrópolis es una Organización Cultural Internacional, humanista y filosófica, presente en más de 40 países en el mundo. Su Programa de Voluntariado busca aplicar de manera práctica la Filosofía, por ello tiene una finalidad formativa-pedagógica para quienes lo realizan y para quienes lo reciben. De esta forma, promueve grupos de voluntarios que, actúan en la sociedad, ejerciendo una misión educativa y de ayuda a través del ejemplo.

Nueva Acrópolis realiza su voluntariado social a través de acciones humanitarias de solidaridad y ayuda a personas de todas las edades, aquejadas por la enfermedad, la pobreza, el analfabetismo, la vejez y el sufrimiento, para tratar de paliar las desigualdades surgidas fruto de situaciones personales difíciles o entornos desfavorecidos.

El voluntariado social es una forma sencilla y eficaz de que los ciudadanos ejerzan la solidaridad hacia sus vecinos más débiles y marginados. Una forma, por otro lado, urbana, democrática y más apta para sociedades con las necesidades básicas cubiertas.

En Valencia, el voluntariado social se desarrolla a través de un comedor social y una despensa solidaria. Se hacen recogidas periódicas de alimentos, procedentes de supermercados, comercios y particulares que hacen donaciones, a veces de sus excedentes. Estos alimentos se reparten a familias desfavorecidas y un día por semana se ofrece un servicio de comedor social para que las familias puedan comer un menú caliente. Otras acciones que se llevan a cabo es la recogida de juguetes para entregar a los niños de esas familias en la campaña navideña, talleres educativos de apoyo escolar, talleres de manualidades, y jornadas de intercambio cultural entre los beneficiarios.

Todos los voluntarios reciben formación a través de cursos especializados, campañas, seminarios, conferencias, no sólo en el aspecto técnico, sino también en el ético y psicológico.