Nuestro voluntariado cultural favorece el que los diferentes voluntarios pongan sus conocimientos y habilidades (música, teatro, danza, artes marciales, medicina, capacidades pedagógicas, oratoria, manualidades…) al servicio de la ciudad de manera altruista, en forma de conferencias, coloquios, cursos, talleres, etc.; sin olvidar el mantenimiento de la infraestructura y sede, también totalmente en manos de ese voluntariado, sin el cual Ítaca espacio cultural no podría abrir sus puertas.

Este voluntariado cultural colabora en diversas tareas de fomento de la cultura: campañas de alfabetización, de promoción de la lectura, de conservación de monumentos, de promoción de actividades artísticas, de conservación de tradiciones, etc. y puede provocar grandes transformaciones y resultados sociales a medio plazo, porque actúa directamente sobre las motivaciones del ser humano y consolida sus cimientos filosóficos y morales.