Diferentes grupos de científicos nos han alertado de la alarmante situación de nuestro planeta.

El aumento de la población es insostenible ya que los recursos de la Tierra son limitados y aunque el desarrollo haya sido importante, no es suficiente y en muchos casos se ha pagado con extrema polución. Es necesario aplicar el sentido común y tomarse en serio los objetivos del desarrollo del milenio (OBM) lanzados desde las Naciones Unidas.

La economía no es lo importante, lo es el ser humano.

Como dijo Confucio: “Si cultivamos los valores humanos, aparece el LI (armonía). Y toda la sociedad se regenera”